SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 issue43"Gender ideology" in movementThe "teoria del gender" in Italy: a partisan essay on a floating signifier author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Revista Psicologia Política

Print version ISSN 1519-549XOn-line version ISSN 2175-1390

Rev. psicol. polít. vol.18 no.43 São Paulo Sept./Dec. 2018

 

ARTIGOS

 

Actores y estrategias en la movilización anti-género en España: el desplazamiento de una política de iglesia al activismo laico

 

Actors and strategies of Spanish anti-gender mobilization: shifting from church politics to lay activism

 

Atores e estratégias da mobilização anti-gênero na Espanha: a mudança de uma política da igreja para o ativismo leigo

 

Acteurs et stratégies de la mobilisation anti-genre en Espagne: passer de la politique de l'église à l'activisme laïc

 

 

Mónica Cornejo-ValleI; J. Ignacio PichardoII

IGrupo de Investigación "Antropología, diversidad y convivencia" de la Universidad Complutense de Madrid; mcornejo@ucm.es
IIGrupo de Investigación "Antropología, diversidad y convivencia" de la Universidad Complutense de Madrid; jipichardo@ucm.es

 

 


RESUMEN

Este artículo explora los actores y las estrategias del activismo católico laico en España, considerando cómo estos desafiadores se han vuelto voces representativas del discurso de la "ideología de género" que la iglesia católica promueve. A fin de esclarecer los factores que convierten al caso español en específico, en primer lugar se presentan algunos datos generales sobre el contexto histórico español. A continuación, analizamos quiénes son los activistas católicos, incluyendo organizaciones como Hazte Oír, Foro de la Familia), y teniendo en cuenta cuál es su estructura organizativa y sus conexiones con la iglesia católica o con partidos políticos. A continuación se analizará el repertorio de movilización presente en el activismo anti-género, prestando atención a la combinación estratégica de recursos tradicionales e innovadores en el marco del activismo conservador así como también se prestará atención a las reacciones y el impacto de las acciones en la opinión pública y en las decisiones políticas. Para concluir, exploramos por que razones estas estrategias han resultado poco exitosas (en términos de cambiar la opinión pública o dar un giro radical a las políticas de género) y en qué modo los actores anti-género se han convertido en una minoría radicalizada.

Palabras clave: ideología de género; activismo católico; movimientos sociales; diversidad sexual; religión.


ABSTRACT

This chapter explores actors and strategies of Christian lay activism in Spain, considering how these actors have become representative voices of the discourse on "ideology of gender" that Catholic Church is promoting. Some general data about the historical context in Spain are presented in order to clarify the factors that make the Spanish case specific. We will then analyze who are these Christian lay activists (namely Hazte Oir, Foro de la Familia, and the new political party Vox) and what are their organizational structure and connections with the Catholic Church, advocacy groups or political parties. Thereon, the repertoire of mobilization will is considered, paying special attention to old and new actions: from demonstrations and crowded masses to active bloggerism, massive posting, Twitter and social media campaigns, complaints in court, signage and symbols or international conferences. The analysis includes reactions and impact of their strategies and activities on policies, public opinion and other social actors. To conclude, an explanation is presented of why these strategies have mostly been unsuccessful in recent years and why the most noticeable promoters of anti-gender discourses are becoming a radicalized minority in Spain.

Keywords: gender ideology; catholic activism; social movements; sexual diversity; religion.


RESUMO

O artigo explora os atores e estratégias de ativismo católico leigo na Espanha, considerando como esses ativistas tornaram-se vozes representativas do discurso sobre a "ideologia de gênero" que a Igreja Católica promove. A fim de esclarecer os fatores que tornam o caso espanhol específico, algumas informações gerais sobre o contexto histórico na Espanha são apresentadas em um primeiro momento. Em seguida, analisa-se quem são os ativistas católicos leigos (Hazte Oir, Fórum da Família e o novo partido político Vox), explorando quais são suas organizações e as suas conexões com a igreja católica, lobbies e partidos políticos formais. Nele, o repertório de mobilização será considerado, com atenção especial para antigas e novas ações de protesto: Manifestações nas estradas, campanhas de mídia social, reclamações aos tribunais, conferências internacionais e outros. A análise inclui a descrição das reações e impacto de suas estratégias e atividades políticas na opinião pública e em outros atores sociais. Para concluir, o artigo oferece uma explicação de por que essas estratégias foram apresentadas quase sempre sem sucesso nos últimos anos e por que os promotores mais notáveis do discurso anti-gênero na Espanha estão se tornando uma minoria radicalizada.

Palavras-chave: ideologia do gênero; ativismo católico; movimentos sociais; diversidade sexual; religião.


RÉSUMÉ

Ce chapitre explore les acteurs et les stratégies d'activisme des laïcs chrétiens en Espagne, en considérant comment ces acteurs sont devenus des voix représentatives du discours sur «l'idéologie du genre» promu par l'Église catholique. Quelques données générales sur le contexte historique en Espagne sont présentées afin de clarifier les facteurs qui rendent le cas espagnol spécifique. Nous analyserons ensuite qui sont ces militants laïcs chrétiens (à savoir Hazte Oir, le Forum de la famille et le nouveau parti politique Vox) et quelles sont leur structure organisationnelle et leurs liens avec l'Église catholique, des groupes de défense des droits ou des partis politiques. Ensuite, le répertoire de la volonté de mobilisation est pris en compte, en accordant une attention particulière aux actions anciennes et nouvelles: des manifestations et des foules nombreuses au blogging actif, en passant par les campagnes massives, les campagnes sur Twitter et les médias sociaux, les plaintes en cour, les panneaux et symboles ou les conférences internationales. L'analyse inclut les réactions et l'impact de leurs stratégies et activités sur les politiques, l'opinion publique et les autres acteurs sociaux. Pour conclure, une explication est présentée sur les raisons pour lesquelles ces stratégies ont été infructueuses ces dernières années et pourquoi les promoteurs les plus remarquables de discours anti-genre sont en train de devenir une minorité radicalisée en Espagne.

Mots-clés: idéologie de genre; activisme catholique; mouvements sociaux; diversité sexuelle; religion.


 

 

Introducción

La batalla de algunos grupos religiosos contra las políticas de género se ha convertido en un fenómeno transnacional en los últimos años. España fue el primer país europeo en el que los activistas laicos católicos se movilizaron masivamente en las calles a partir de 2005 (Paternotte, 2015), pero su discurso y su repertorio de movilización se extenderían hasta Argentina en 2010, Francia en 2011, Brasil y Haití en 2013, Italia en 2015, o Colombia, México, Chile, Bolivia a lo largo de 2016. Los primeros pasos en España empezaron a darse cuando el parlamento legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo (2005) como parte de un paquete de medidas relacionadas con la igualdad de género y los derechos sexuales y reproductivos (Pichardo, 2011). Desde entonces, la iglesia católica española (en colaboración con algunas iglesias evangélicas que son muy minoritarias en España), ha estado intentando revertir aquellas reformas participando en manifestaciones y endureciendo el tono contra los avances de los derechos de las mujeres y de las personas LGTB.

Desde 2005 hasta ahora, no obstante, el enfoque y la estrategia de la iglesia han cambiado. En los primeros años, los obispos y la Conferencia Episcopal Española (CEE) se colocaron en el centro de la contienda desfilando en primera línea de las manifestaciones. Con el tiempo, sin embargo, son los laicos los que han ido adquiriendo un creciente protagonismo y visibilidad. Grupos como Hazte Oír, el Foro Español de la Familia o el partido Vox, comparten la misma agenda contra las políticas igualitarias, así como un mismo discurso conservador en lo político y ultra-conservador en lo moral, que les hace compartir un espacio político a la derecha del espectro político. Esta convergencia ideológica no sólo afecta a cuestiones religiosas y morales sino que también incluye demandas relacionadas con la identidad nacional española y la crítica la derecha moderada representada por el Partido Popular (PP), que ostenta la hegemonía en el discurso y la militancia conservadores.

Aunque las movilizaciones conservadoras fueron impresionantes en su número durante algún tiempo, no tuvieron un éxito proporcional en la opinión pública ni en la revocación de los derechos sexuales y reproductivos (Pichardo y Cornejo, 2015, p. 188). De hecho, el apoyo popular al matrimonio entre personas del mismo sexo no descendió1, al mismo tiempo que las leyes más importantes en materia de igualdad de género (la ley de matrimonio, la criminalización de la violencia de género, el currículo igualitario en la educación nacional y la ley del aborto) permanecieron vigentes después de la llegada al gobierno del partido conservador tras la selecciones de 2011 (Pichardo y Cornejo, 2015, p. 187).

Teniendo en cuenta que España es uno de los países más católicos de Europa2, en este artículo nos proponemos discutir las razones por las que la movilización católica no ha tenido éxito en su lucha contra los derechos sexuales y reproductivos, examinando para ello las características de los actores desafiantes y su repertorio de acción colectiva. Como hipótesis, sostenemos que los esfuerzos de movilización fracasaron porque los principales actores de la contienda contra el género adoptaron una estrategia de confrontación (Aguilar, 2013), cuyo resultado ha sido la ruptura entre una minoría de radicales y una mayoría moderada. El argumento se remite a la hipótesis del efecto del ala radical ("radical flank effect", Haines, 1984), según la cual el impacto de las acciones y la retórica radicales sobre la reputación de los actores políticos afecta negativamente a la percepción de la opinión pública sobre sus demandas, y especialmente sobre su legitimidad (Haines, 2013, p. 536).

Ciertamente, cuestiones como la eficacia, la reputación y la legitimidad no pueden entenderse sin un contexto cultural e histórico concreto, por lo que abordaremos en primer lugar una breve des cripción del escenario religioso en España. En segundo lugar, exploramos el surgimiento y la difusión de la retórica católica sobre la "ideología de género", teniendo en cuenta las reformas legales que han marcado el calendario de la movilización conservadora. En tercer lugar, analizamos en cierto detalle los actores políticos conservadores poniendo el foco especialmente sobre sus estrategias, conductas y desarrollo entre 2004 y 2015. Para concluir, se muestran las conexiones entre estos tres elementos (contexto histórico-cultural, actores y estrategias) para responder a la cuestión sobre las razones del escaso éxito de las movilizaciones conservadoras contra las políticas de género y el papel de la confrontación y la radicalización en el proceso.

 

Religión, sociedad y política

En las últimas dos décadas, los católicos en España han representado el 70% de la población (CIS, 2015b), sin embargo, el porcentaje de los católicos practicantes que acuden regularmente a la iglesia ha estado por debajo del 14% (13.3% según el CIS, 2015b) y hasta un 53.4% de los españoles consideran que la religión no es importante en sus vidas (Bescansa y Jerez, 2013, p. 9). En este contexto, la relación entre la iglesia católica y la sociedad española es característicamente ambigua. Esta ambigüedad enraíza en la relación histórica entre la iglesia y el Franquismo. Al comienzo de la Guerra Civil española (1936), la iglesia católica apoyó de forma entusiasta el levantamiento fascista (Payne, 1984). Durante la dictadura posterior, Francisco Franco creó un sistema para garantizarse el apoyo de los obispos españoles (y del resto de instituciones dependientes de ellos) limitando los candidatos a la prelatura a tres nombres elegidos personalmente por el dictador. Gracias a este sistema, la dictadura franquista cultivó una leal corte de obispos e instituciones religiosas. La reputación ideológica de la iglesia católica española, vinculada al fascismo y la dictadura, contrasta con la reputación de otras iglesias como la polaca. Durante la transición política polaca, la iglesia católica nacional representaba valores democráticos como libertad y tolerancia frente a la dictadura. En el caso español, la iglesia afrontó la transición con una reputación asociada a su papel en la persecución ideológica del franquismo, a sus purgas políticas, a la represión sexual y al sexismo.

En el marco de esta herencia política, tanto las encuestas de opinión sobre cuestiones morales como los datos sobre tolerancia religiosa en España indican un divorcio social y cultural entre los católicos españoles y la iglesia. El hecho de que el catolicismo fuera una confesión obligatoria para los españoles durante la dictadura hace que no existan datos fiables anteriores a 1980 respecto a ese divorcio de sociedad e institución, pues los ciudadanos no eran libres de expresar sus opiniones religiosas hasta la llegada de la democracia. En la actualidad, sin embargo, el desacuerdo de los católicos con su iglesia es lo bastante claro como para aceptar que se trata de un rasgo arraigado. Los católicos españoles no siguen la doctrina eclesial sobre cuestiones como el sexo prematrimonial, la homosexualidad, los anticonceptivos, el divorcio o el aborto (Bericat, 2015, p. 1401).3 Así por ejemplo, el matrimonio entre personas del mismo sexo es ampliamente aceptado por los católicos (48% de los católicos practicantes, 67% de los poco practicantes católicos y 69% de los no practicantes; Assiego, 2015). E incluso más, de acuerdo a una encuesta de Univisión en 2015, España es el país del mundo en el que un mayor número de laicos católicos se muestran más proclives a aceptar que los sacerdotes celebren bodas entre personas del mismo sexo, aunque ello representa una contradicción evidente con la posición oficial de la iglesia4. De hecho, algunos sacerdotes españoles que discrepan con el ataque de sus obispos contra la diversidad sexual celebran ceremonias para bendecir matrimonios entre personas del mismo sexo, aunque ello les está costando severos castigos por parte de sus superiores eclesiásticos (Ortega, 2016).

A esta amplia aceptación de los derechos sexuales de las personas LGTB ha contribuido su alta visibilidad así como la prioridad social y cultural que los católicos españoles otorgan a las situaciones personales de amigos y familiares LGTB frente a los mandatos de una iglesia cuya jerarquía aún tiene una reputación vinculada al franquismo (Pichardo, 2009). En nuestra etnografía con familias de personas LGTB se encuentran a menudo muestras cualitativas de esta pauta cultural. La casuística más recurrente en este sentido es la de mujeres (y en menor medida hombres también) con fuertes convicciones religiosas y morales católicas, que crecieron durante el franquismo, que asisten a la iglesia regularmente y que en un momento dado de sus vidas tienen que enfrentarse al hecho de que sus hijos o hijas son gays o lesbianas. Estas familias, enfrentadas al dilema de elegir entre los mandatos de la iglesia y su afecto familiar, tienden a aceptar la orientación sexual de sus hijos e ignorar la doctrina a fin de mantener su familia unida (Pichardo, 2009, p. 166). Aunque no tenemos datos extrapolables que de forma sistemática indiquen la escala de esta conducta, tanto el trabajo de campo como el desacuerdo estadístico entre doctrina oficial y opiniones de los católicos indican una alta probabilidad de que esta pauta cultural esté muy extendida, especialmente entre el extenso segmento de los católicos no practicantes. Al mismo tiempo, cabe señalar que esta pauta encaja con una tradición cultural de anticlericalismo popular bien asentada en la historia española (Behar, 1990; Cornejo Valle, 2008).5

También es indicativo del divorcio entre católicos e iglesia en España el bajo porcentaje de dogmatismo religioso y la alta aceptación de la separación iglesia-Estado. Según el indicador de dogmatismo del informe Religion Monitor (Pickel, 2013), sólo un 10% de españoles son considerados "dogmáticos" tendentes a pensar que su religión es la única verdadera (Pickel, 2013, p. 35). Este dato ayuda a explicar por qué los activistas anti-género solo han representado hasta ahora a una minoría de la población a pesar de su eventual visibilidad e impacto en los medios de comunicación. El Religion Monitor también confirma que los valores seculares son ampliamente aceptados en España, donde el 92% de la población no cree que los líderes religiosos deban tener influencia política (Pickel, 2013, p. 26). En este escenario, también se explica que las reivindicaciones basadas en creencias dogmáticas aparezcan en la realidad española como posiciones ideológicas extremas.

A partir de estas pinceladas, España puede ser descrita como una sociedad indiferente a los preceptos doctrinales la iglesia católica y poco proclive a mezclar la religión con la política, los valores familiares y otros aspectos de la moral personal y la vida cotidiana. Sin embargo, a pesar de ello, la iglesia continúa siendo un actor político relevante. Los acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede firmados en 1979 daban a la iglesia católica derechos y privilegios en cuatro grandes áreas: educación, patrimonio cultural, financiación con fondos públicos, asistencia religiosa en el ejército, hospitales y prisiones y cierta autonomía legal parcial (Moran, 1995, p. 535).6 Este tratamiento especial por parte del Estado desde la transición hasta hoy no refleja, sin embargo, las actitudes públicas hacia el clero y la iglesia sino que es un indicador del fuerte interés de los obispos y de la minoría dogmática por confesionalizar la sociedad y las políticas públicas (De Andrés, 2013). Desde 2004, el esfuerzo eclesial para influir en las políticas públicas españolas ha convertido cuestiones como el género, los derechos sexuales y reproductivos, la familia y la intimidad en una posición clave del campo de batalla contra los valores seculares (Paternotte, 2015).

 

La emergencia del discurso de "ideología de género"

La expresión "ideología de género" aparece por primera vez en un documento de la iglesia católica Española en 2001. En la instrucción pastoral titulada "La familia, santuario de la vida y esperanza de la sociedad" los obispos denunciaban el intento del "lobby gay" y el "feminismo radical" de presentar las diferencias sexuales como un mero producto cultural para confundir a los jóvenes y a las liberar a las mujeres (Conferencia Episcopal Española, CEE, 2001, §34). Desde entonces, el tópico fue discutido en los medios católicos, pero no llegó a la prensa nacional hasta 2004, cuando José Luis Rodríguez Zapatero se convirtió en Presidente del gobierno al frente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

En su discurso inaugural, el Presidente Zapatero anunció su intención de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y de implementar reformas para promover la igualdad de género, cuestiones que se convirtieron en una de las banderas de su mandato (Rodríguez Zapatero, 2004, p. 18). Esta oleada de amplias reformas trajo reacciones hostiles de los partidos conservadores y de la iglesia. En los meses siguientes a la toma del cargo por parte de Zapatero, la CEE, presidida por el Arzobispo de Madrid Cardenal Rouco Varela, lanzó una campaña mediática contra las reformas. Durante la campaña eclesial, el portavoz de la CEE, Mons. Martínez Camino, dijo que el matrimonio entre personas del mismo sexo era como soltar un virus en la sociedad7, mientras que Mons. Amigo, Arzobispo de Sevilla, describió el matrimonio entre personas del mismo sexo como un caballo de Troya escondido detrás de la conspiración contra los cristianos8. Desde entonces en adelante, la terminología asociada a la expresión "ideología de género" se convirtió en un elemento central del discurso del clero católico y fue tempranamente asimilado por los activistas de derecha y extremaderecha. La agenda de reformas legales marcaría, en lo sucesivo, las tres olas de movilización contra el género, entre 2005 y 2012 (2005, 2008-2009, 2012).9

 

Los actores y las estrategias contra el género

En el panorama español se han constituido y diferenciado cuatro tipos de activistas antigénero: (1) la jerarquía de la iglesia católica, (2) las asociaciones contrarias al aborto tradicionales, (3) un nuevo lobby neo-conservador, y (4) los partidos de extrema derecha. Estos cuatro grupos de actores difieren en su composición social, en su naturaleza, en su posición política y en el uso de recursos y estrategias de movilización, pero todos comparten una agenda afín en su pelea contra: el matrimonio y la adopción para parejas del mismo sexo, la interrupción voluntaria del embarazo, la educación sexual y de género, la reproducción asistida, la gestación subrogada, la violencia de género, las problemáticas transgénero y transexuales (especialmente respecto al acceso a los servicios públicos de salud) e, incluso, contra la presencia de estudios de género en las universidades públicas.

La derecha moderada, representada por el PP, ha sido aliada ocasional de estos actores, especialmente durante las dos legislaturas de Zapatero (PSOE), entre 2004-2011. Recíprocamente, los activistas anti-género apoyaron al PP en su campaña electoral de 2011, para el gobierno nacional, permitiendo al partido conservador ganar una mayoría absoluta en el parlamento. Sin embargo, la senda ideológica y estratégica de moderados y radicales fue divergiendo durante la legislatura conservadora, como muestra la escisión del PP y la formación del partido Vox en 2013.

 

La jerarquía de la iglesia católica

A pesar de la diversidad interna de los católicos españoles, y especialmente del divorcio entre la jerarquía eclesiástica y la sociedad, la Conferencia Episcopal Española (CEE) es de facto uno de los grupos de presión más poderosos en España. Habitualmente, los medios de comunicación prestan una gran atención a las declaraciones de los obispos, sobretodo si son polémicas, y los cambios en el liderazgo de la iglesia suelen tener una cierta influencia en los debates políticos generales. No obstante, esta influencia es limitada porque la activación de la identidad religiosa como clivaje (cleavage) sólo afecta a una pequeña parte de la sociedad, principalmente a los católicos regularmente practicantes (el 13,3% de los españoles), mientras que el resto de los católicos discrepan de la doctrina y las opiniones de los obispos.10

La elección del Papa Francisco en 2013 trajo consigo algunos cambios en la iglesia Española. Al año siguiente, en 2014, el controvertido Cardenal Antonio María Rouco Varela, presidente de la CEE desde 2008 fue reemplazado por Mons. Ricardo Blázquez. El antiguo presidente, Rouco Varela (ahora Arzobispo Emérito de Madrid), había sido un feroz opositor a las políticas de género y uno de los instigadores de las manifestaciones contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, inspirando también las misas de masas en defensa del modelo católico de familia como "familia natural". El Cardenal Rouco también se alineó públicamente contra el Papa Francisco en los dos sínodos sobre la familia que se organizaron en 2014 y 2015.11 Sin embargo, su sustituto, el aparentemente moderado Mons. Blázquez, fue el obispo que presidió la CEE en el periodo en que el activismo anti-género fue más intenso (2005-2008), y fue durante su mandato cuando la CEE firmó algunos de los documentos doctrinales más importantes condenando todas las formas de diversidad familiar y de género.12

Algunos de los obispos españoles se convirtieron en celebridades del activismo contra el género a partir de su retórica anti-feminista y homófoba. El obispo de Alcalá, Mons. Juan Antonio Reig Pla, que presidió la Subcomisión para la Familia y la Vida de la CEE, se enfrentó a una querella por comparar el feminismo con el nazismo en 2014.13 El arzobispo de Granada, Mons. Francisco Javier Martínez, fue también acusado por el Fiscal General de Granada por incitar a la violencia de género con la financiación y publicación del libro Cásate y se sumisa (Miriano, 2013).14 Los obispos José Ignacio Munilla y Demetrio Fernández, de las diócesis de San Sebastián y Córdoba respectivamente, también protagonizaron numerosas declaraciones homófobas y sexistas. Y las cosas en este medio no han cambiado mucho. En 2016, el arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares, fue acusado por el Fiscal de la Audiencia de Valencia por el delito de crímenes de odio contra las mujeres y las personas LGTB.

A pesar de las querellas y acusaciones, ninguna de las denuncias por delitos de odio o discriminación contra el clero han prosperado hasta ahora. La interpretación judicial de los discursos sexistas y homófobos de los miembros de la iglesia católica han sido entendidos como una muestra de libertad religiosa sin consecuencias legales, políticas o económicas, desanimando a los colectivos feministas y LGTB a emprender acciones legales de defensa de sus derechos. Mientras que los activistas católicos laicos se han mostrado más cautos en su discurso para prevenir acciones legales en su contra, los clérigos se han caracterizado por declaraciones cada vez más ofensivas y discriminatorias, al amparo de la impunidad judicial. Así mismo, a pesar de la discrepancia de la población católica con las expresiones radicalizadas de los obispos, la hegemonía cultural del catolicismo en España asegura para la iglesia que las exhibiciones de sexismo y homofobia no traigan consigo consecuencias sociales en la forma de pérdida de base social. Por razones históricas compartidas con otros países de mayoría católica, los españoles constituyen una audiencia cautiva que sigue acudiendo a las instituciones católicas para la celebración de ritos sociales, familiares y personales incorporados a la cultura en la forma de bautismos, comuniones, funerales, fiestas tradicionales y otros. En este nivel del arraigo social de la iglesia, a menudo divorciados, LGTB y otras personas que practican formas familiares no católicas tienen dificultades para participar en los ritos sociales (Stéfano y Pichardo, 2017).

 

El Foro Español de la Familia (FEF)

Fundado en 2000, el FEF es una red de más de 5000 asociaciones que dice representar a "más de cuatro millones de familias españolas" (FEF, "Quienes somos"). Aunque en su auto-presentación enfatizan la idea de que no tienen un enfoque religioso de la familia, las asociaciones más grandes e influyentes del FEF son explícita o implícitamente católicas. Entre ellas se incluyen la Asociación católica de Propagandistas, la Asociación Católica de Farmacéuticos, la Confederación Católica de Padres, la Asociación para la Objeción de Conciencia, Instituto de Vida Familiar - S.O.S Familia, Fundación Más Humanoo los Formadores de planificación de la familia natural. Además, en el Foro también participan movimientos eclesiales católicos como los Legionarios de Cristo y su rama laica, Regnum Christi, representados por fundaciones como Altius o Dif, así como también hau presencia de individuos significativos que pertenecen al Opus Dei en asociaciones como Evangelium Vitae y Fundación Familia, Sociedad y Educación. También el president del Foro, Benigno Blanco, es conocido como miembro supernumerario del Opus Dei.

La misión del FEF incluye la defensa de la familia en la terminología doctrinal de la iglesia católica (incluyendo expresiones como "ideología de género"), la defensa del matrimonio como institución "esencial" (opuesta al matrimonio entre personas del mismo sexo), la defensa de la vida humana en cuanto "inseparable de la familia" (opuesta a la interrupción voluntaria del embarazo y otras reivindicaciones del feminismo) y la defensa del "derecho de los padres a educar a sus hijos en libertad" (que es la consigna usada para defender el currículum religioso en las escuelas, la educación segregada de niños y niñas y el rechazo a la enseñanza de la igualdad de género o la educación sexual en los colegios).

Aunque a menudo se usa un lenguaje defensivo, el FEF se define a sí mismo como un esfuerzo proactivo por "proponer y comunicar políticas familiares a los partidos políticos". De acuerdo a su presentación online, su "manera de hacer las cosas" incluye la promoción de acciones específicas "que tengan una resonancia social y pública, como peticiones de firmas o manifestaciones... para provocar el debate y apelar a la conciencia colectiva" (FEF, "Quienes somos").

En 2005, el FEF lanzó dos grandes campañas dirigidas a cambiar la opinión pública. La primera, con el lema "No es igual", estaba directamente orientada contra el matrimonio entre personas del mismo sexo e incluía una Iniciativa Legislativa Popular para cambiar el Código de Familia y bloquear la propuesta de reforma con el apoyo del principal partido conservador, el PP. El FEF movilizó a más de 7000 voluntarios en 33 ciudades y consiguió más de un millón de firmas. El 18 de Julio de 2005, el FEF organizó una gran marcha en Madrid con el eslogan "La familia importa", con el apoyo y la asistencia numerosos diputados del PP y hasta 18 obispos de la iglesia católica16. La participación fue alta (166.000 asistentes de acuerdo a los datos de la policía y 1 millón de asistentes de acuerdo a los organizadores17). El Foro realizó una intensa campaña en los medios de comunicación conservadores con anuncios en los canales de radio y televisión de la iglesia (COPE y PopularTV) así como en el periódico la Razón. El resto de medios conservadores e hicieron eco de la campaña difundiendo noticias y eventos relacionados. De acuerdo con un informe interno de los propios organizadores, el Foro Español de la Familia apareció mencionado 1338 veces en la prensa, incluyendo menciones en CNN, BBC, Fox y otros medios internacionales.

El mismo año, protagonizaron una segunda campaña contra la ley de educación del gobierno de Zapatero que se visibilizó especialmente con una marcha en Madrid el 12 de Noviembre bajo el lema "Por una educación de calidad en libertad". Los actos fueron organizados y liderados por la asociación de padres católicos (CONCAPA). De nuevo, la participación fue alta (407.000 asistentes de acuerdo a la Policía, un millón y medio de personas de acuerdo al gobierno regional -del PP-, y dos millones de asistentes de acuerdo con los organizadores18). El evento fue apoyado por el PP y por la CEE (4 obispos participaron activamente y numerosos clérigos se sumaron al acto19. El impacto en prensa de esta campaña se midió en 2.613 referencias en la prensa nacional.

La movilización del FEF continuó durante algunos años con menor impacto, pero su prominencia durante las campañas de 2005 proyectaron su perfil y ganaron nuevos asociados. En 2009, cuando el presidente Zapatero anunció una nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo, el FEF volvió a la primera línea de la movilización pública con otra marcha por Madrid el día 17 de octubre de 2009. Una vez más, la acción fue apoyada por el PP y la CEE20, aunque su impacto mediático fue significativamente menor (300 menciones en el conjunto de la prensa nacional e internacional). Ésta y otras campañas menores se reforzaban con peticiones de firmas y otras estrategias de apoyo.

A pesar de la naturaleza y relevancia de sus movilizaciones, el FEF rechaza identificar sus campañas como "activismo" (un término que en la cultura política española se identifica con la movilización de izquierdas). Desde su punto de vista, ni son activistas ni son generadores de activismo sino "defensores de la familia", "gente entrenada para hablar de manera comprensible y positiva sobre la familia" (FEF "Quienes somos"). En esta línea, una gran cantidad de los recursos humanos y económicos del FEF se invierten en conferencias y actividades de formación y entrenamiento, incluyendo su presencia en los medios de comunicación y en redes sociales. De acuerdo a sus informes anuales, el Foro organiza una media de 122 conferencias y congresos anuales (hasta 209 en 2010, desde 63 en 2013).21 La mayoría de eventos de este estilo se organizaron durante los periodos de baja movilización en la calle (véase también Aguilar 2010, 2011 y 2013, así como Limón 2013).

 

El ciber-lobby y la nueva estrategia asociativa de Hazteoir.Org (HO)

HO es la organización que lidera un nuevo tipo de iniciativas especializadas en el ataque los derechos sexuales y reproductivos, en la lógica doctrinal de la "ideología de género" y en paralelo a la agenda de la extremaderecha. La organización se estableció en 2001, cuando un grupo de amigos vinculados al Phoenix Institute (think-tank neoconservador estadounidense) iniciaron una "alerta ciudadana" vía SMS para exigir una "política integral de la familia" al entonces presidente conservador, José María Aznar. Según un relato hoy desaparecido de la web de la organización (accedido en 2015), la campaña consistió en acosar al presidente enviando mensajes a su teléfono móvil. Actualmente, la organización tiene más de 85.000 likes en Facebook y de 21.000 en Twitter. Desde 2001, HO ha pasado de ser la iniciativa de unos amigos a un lobby profesional, y en esa transformación fue fundamental su actividad durante las legislaturas socialistas de Zapatero.

En 2005 Hazte Oír colabora con el Foro de la Familia en el desarrollo de la Iniciativa Legislativa Popular contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque hoy HO se atribuye esta campaña en solitario, la asociación no tenía la capacidad ni el arraigo del FEF, que aportó la estructura y la base social que posibilitó el éxito de firmas y movilizaciones. Entre 2005 y 2009, HO continuó trabajando en las campañas del FEF al tiempo que iniciaba su propia actividad de movilización, buscando crear una cierta imagen de marca en el conjunto del movimiento contra los derechos sexuales y reproductivos. En 2005 abordó una campaña en el Parlamento Europeo contra el reconocimiento de las parejas del mismo sexo bajo el lema "Europa, así no". En 2006 iniciaron otra campaña contra la educación en igualdad de género, para lo que formaron la plataforma ChequeEscolar.org. En 2009 crearon la plataforma DerechoAVivir.org, contra la interrupción voluntaria del embarazo. A partir de esta iniciativa, su imagen de marca empezó a ganar visibilidad tras participar en la marcha del 17 de Octubre de 2009 con una pancarta propia, camisetas y viseras rojas, el color distintivo de Derecho a Vivir. Durante los preparativos del evento, algunos miembros del FEF criticaron a HO por intentar cooptar y dirigir el conjunto del movimiento pro-familia en beneficio de su propia imagen y la de sus asociados. Antes de terminar el año HO fue obligada a dejar el FEF, empezando en ese momento su activismo en solitario.22

En ese itinerario característico la organización se diversificó en temas y en estructura formal. El año 2011 crearon la plataforma MasLibres.org en defensa de los intereses católicos, con un especial énfasis en denunciar el islam y el ateísmo. En 2014 iniciaron la campaña #YoRompoConRajoy23, acosando telefónicamente al palacio presidencial para protestar contra su tolerancia con la interrupción voluntaria del embarazo y el matrimonio igualitario, entre otras cosas. Esta ruptura tenía lugar al mismo tiempo que HO apoyaba al partido Vox, una escisión del PP que en 2014 precisamente empieza a liderar Santiago Abascal. En 2015, se inicia la campaña #YoRompoConCifuentes, contra la presidenta conservadora (en ese momento candidata) de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, contra quien utilizaron el eslogan "Votar Cifuentes es votar aborto" colocado en pancartas, posters y autobuses publicitarios con la cara de la candidata.24 Aunque la campaña fracasó (Cifuentes ganó con más votos que su predecesora del mismo partido), el repertorio de movilización se fue definiendo cada vez más como una ruptura (radical) contra la moderación del PP.

El grupo ha desarrollado una compleja red de alianzas nacionales e internacionales que le dan una forma organizativa específica. El presidente de HO, Ignacio Arsuaga, sobrino del ex-Director del FMI y ex ministro del PP Rodrigo Rato, fue miembro del Phoenix Institute, cuyos más prominentes miembros en España están vinculados al grupo mediático Intereconomía y a la Asociación Católica de Propagandistas (que regenta varias universidades católicas). Entre los miembros de la Junta directiva de la organización destaca Alex Rosal, exdirector de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española y actual director de la web Religión en Libertad y presidente de la Fundación Nueva Evangelización para el Siglo XXI y Grupo Libres. Rosal es conocido miembro de Regnum Christi (la rama laica de los Legionarios de Cristo) y hace algunos años declaró haberse unido al movimiento eclesial Renovación Carismática.25

Aunque desde la organización se ha negado reiteradamente su pertenencia a la sociedad secreta de origen mexicano El Yunque, han sido acusados de ello en repetidas ocasiones y al menos en una de ellas ha sido reconocido su vínculo en un proceso judicial. Esta sociedad fue acusada en España de secretismo y reclutamiento de adolescentes.26 La conexión HO-Yunque ha preocupado a varios obispos y ha hecho que la prensa católica desconfiara de HO, a pesar de que el expresidente de la CEE, el Cardenal Rouco Varela, apoyó activamente sus actividades.27 De acuerdo con la información sobre la organización mexicana que fue revelada por Álvaro Delgado (2003), hay cierto paralelismo entre la estrategia organizativa de El Yunque y la que presenta HazteOír en España en relación a la diversificación de la actividad militante en diferentes plataformas (Derecho a Vivir, MasLibres, VotaValores, CitizenGO, etc.) coordinadas por una red de nombres que aparecen vinculados en distintas juntas directivas.

Finalmente, HO ha puesto gran énfasis en su activismo internacional. Su punto álgido acaeció con la organización en Madrid del World Congress of Families (WCF) en 2012, convirtiéndose en la única asociación española (y una de las pocas europeas) reconocidas como colaboradoras de la gran organización americana. Como resultado, Ignacio Arsuaga fue premiado como Natural Family Man del año por WCF en su congreso de Sidney en 2013, y fue invitado como conferenciante principal en el de Salt Lake City en 2015. A fin de gestionar específicamente su red internacional, la organización creó una nueva plataforma, CitizenGO, en 2013. En la actualidad, la plataforma dice tener 6.850.011 seguidores en todo el mundo, y su web se puede leer en una docena de idiomas.28 En su esfuerzo de internacionalización, HO ha participado en diversos encuentros del movimiento contra los derechos sexuales y reproductivos, como el Global Marriage Forum (Washington, 2014), organizado por la International Organization for Marriage o el encuentro de la European Advocacy Academy organizado por European Dignity Watch (Bruselas, 2014). También han atraído a líderes internacionales a su sede, como es el caso de Ludovine de la Rochere, que visitó España como invitada del Foro Español de la Familia en 2014 y también participó en actividades de HO.

 

Los partidos contrarios a la interrupción voluntaria del embarazo: la emergencia de la extrema derecha durante el gobierno del PP

El 3 de diciembre de 2014, HO invitó a cuatro partidos políticos contrarios a la interrupción voluntaria del embarazo a participar en un debate en su sede de Madrid. El debate fue moderado por Ignacio Arsuaga y contó con representantes de Vox, Alternativa Española (AES), Comunión Tradicionalista Carlista (CTC), Partido Familia y Vida (PFyV).29 También otros partidos de derecha en el país se habían resistido a descriminalizar la interrupción voluntaria del embarazo30, pero sólo estos han mantenido una oposición clara y constante tanto a las cuestiones de género como a la cuestión del aborto, manteniendo una firme agenda anti-feminista y anti-LGTB. La diferencia más importante entre ellos, sin embargo, descansa en la llamada realpolitik. Los partidos moderados son parte de gobiernos regionales, municipales e incluso estatales cuyo éxito electoral descansa en su capacidad para acoger una cierta diversidad interna, mientras que los partidos radicales, más pequeños y sin representación signficativa en instituciones formales, pueden permitirse adoptar posiciones más radicales en temas controvertidos.

El panorama del discurso anti-género de los partidos políticos cambió significativamente cuando el PP entro en el gobierno en 2001. Hasta entonces, el PP había mantenido una posición radical común en oposición a las políticas de género de Zapatero y había participado activamente en las protestas organizadas por el FEF y sus asociados, ganando el apoyo precisamente de los activistas antigénero en las elecciones de 2011. En esta línea, el PP inició dos grandes contrarreformas durante sus primeros años de legislatura. En 2013 enmendó la Ley de Educación y eliminó de la escuela la asignatura "Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos" mejorando el nivel de importancia curricular de la religión en la enseñanza pública hasta equipararla con materias como las matemáticas o la lengua. Esta reforma también garantizó que las escuelas privadas que tienen una educación segregada para niños y niñas tuvieran acceso a financiación pública del Estado. Aunque esta iniciativa encontró una gran oposición política y social, la reforma se aprobó y, de hecho, fue el único de estos paquetes de medidas que pasó la discusión parlamentaria.

La segunda gran iniciativa, lanzada en 2014, intentaba reformar la Ley de interrupción voluntaria del embarazo de 2010. Este intento encontró una resistencia social más severa con manifestaciones en la calle, vivas discusiones en los medios y una cierta oposición interna entre aquellos diputados del PP con un perfil más liberal que conservador. El primer borrador de la ley incluía la abolición total de la interrupción del embarazo, atendiendo las demandas de los grupos más radicales. Un texto revisado y menos extremo llegó al Parlamento en 2015, pero finalmente no se aprobó, sino que se convirtió en una propuesta de modificación de algunos puntos de la ley de 2010.

El PP también rechazó anular la ley que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo. El presidente Mariano Rajoy, que se había presentado a las elecciones diciendo que la unión entre personas del mismo sexo no podía llamarse "matrimonio", expresó su cambio personal de opinión de una forma indirecta, acudiendo a la boda de uno de los vicesecretarios del partido, abiertamente gay, en 2015. Con este gesto simbólico, el PP se desmarcaba públicamente de los activistas anti-género radicales.

En este contexto, sólo cuatro partidos políticos pueden ser identificados por claras agendas contra los derechos sexuales y reproductivos (los mencionados antes CTC, PFyV, AES y Vox), que no tienen representación formal en niveles regionales, estatales ni en el parlamento europeo. Esta baja representación constituye una objetivación del bajo impacto del activismo anti-género en el escenario electoral español.31

Los más relevantes de estos cuatro partidos son Alternativa Española (AES) y Vox. El primero fue fundado en 2003 como reacción de conservadores católicos contra el giro liberal del PP. Esta fundación era, en realidad, una refundación de un partido anterior, Fuerza Nueva, fundado y liderado por el general franquista Blas Piñar, que es suegro del líder actual de AES, Rafael López-Dieguez.32 El partido es significativo porque pretende ser la franquicia española del movimiento de extrema derecha europeo. En las elecciones europeas de 2009, el partido conservador británico, que pidió el voto de los ingleses residentes en España para AES (Hannan, 2009). En las elecciones europeas de 2014, bajo el nombre de Impulso Social, el partido fue respaldado por Marine Le Pen y el Front National. A pesar de su alianza con la ascendente extrema derecha francesa, sus resultados fueron peores que en 2009 (17.774 votos, 0.11% de los votos totales).

El otro partido relevante es Vox, fundado en 2013 por exmiembros del PP desilusionados.33 En las últimas campañas electorales (2014, 2015, 2016) HO ha sido uno de los principales apoyos de Vox, presentado en la web de HO como el único partido que aprobaba la exigente guía de voto publicada en VotaValores.org, seguido por el partido Ciudadanos (un partido que se autodefine de centro) y, muy de lejos, por el PP.34 De acuerdo a su guía del voto, Vox es liberal en lo económico, conserva dor en lo moral (en la línea del movimiento anti-género), leal a la iglesia católica y fuertemente centralista y nacionalista, en oposición a los nacionalismos periféricos de País Vasco, Cataluña y otros territorios. En las últimas elecciones Vox se ha unido con el Partido Familia y Vida, recibiendo por ello la simpatía de los medios católicos.35

 

Conclusión: El bajo impacto de una alta movilización explicado

Nuestro análisis del activismo anti-género en España ha mostrado que los actores difieren en algunas cosas pero comparten una misma pauta de confrontación. Durante las dos legislaturas del gobierno socialista (entre 2004 y 2011), las movilizaciones unieron a toda la derecha política en las calles y en los medios de comunicación. Esta alianza en la confrontación contra el gobierno del PSOE supuso el respaldo electoral del PP para obtener una mayoría absoluta parlamentaria en 2011. Aunque el FEF dedicó grandes recursos y esfuerzos a sus campañas de información, promoviendo el discurso católico sobre sexualidad y género, los medios de comunicación prestaron mucha más atención a otras acciones como las marchas o las declaraciones misóginas y homofóbicas. La estrategia estaba marcada por la reacción, por la oposición frontal contra las reformas progresistas que impusieron el calendario de movilizaciones. Pero al final de esta exposición queda pendiente una pregunta: ¿porqué estos esfuerzos, bien alineados con la doctrina y la acción de la iglesia católica en un país mayoritariamente católico, sólo han logrado un éxito parcial?

Los esfuerzos de movilización no obtuvieron respuesta a las demandas porque la estrategia de la confrontación adoptada por los actores anti-género produjo una ruptura entre radicales y moderados que afectó negativamente a la reputación, legitimidad y eficacia de las demandas y del perfil de la derecha radical. Esta ruptura encaja con lo que Herbert H. Haines describió como el efecto del ala radical (Haines, 2013). Aplicar la tesis del ala radical a nuestro caso requiere la presencia real o percibida de una minoría ideológica. Como mencionamos en nuestra descripción del contexto español, el seguimiento de los católicos españoles a la doctrina de la iglesia es bajo y, al mismo tiempo, la opinión pública es mayoritariamente partidaria de la separación entre iglesia y Estado. Teniendo en cuenta los datos disponibles, podemos estimar que el movimiento anti-género se compone socialmente de la confluencia entre el 10% de "católicos dogmáticos" (Pickel, 2013, p. 35) y una proporción desconocida del 14% de españoles que se consideran católicos practicantes (CIS, 2015a). Esto representa claramente a una minoría ideológica que, aunque ha sido capaz de movilizar a miles de personas en la calle, no ha obtenido resultados electorales al margen de la mayoría conservadora, de perfil moderado en comparación con los partidos mencionados y sus alianzas con la extrema derecha europea.

Esta derecha moderada representada por el PP, vio con simpatía las movilizaciones radicales contra el gobierno socialista y se benefició de ellas. Sin embargo, una vez en el gobierno, el PP dejó de apoyar las campañas radicales. Tras ello, los actores anti-género continuaron con su estrategia de confrontación enfrentándose a sus antiguos aliados, atacando las políticas y a los candidatos del PP, intentando al mismo tiempo apoyar a partidos como Vox, AES y Ciudadanos. Hasta ahora, sin embargo, esta estrategia de la confrontación no ha logrado tampoco influir en la toma de decisiones ni en las políticas públicas estatales. Al contrario, la minoría ultra-conservadora ha empezado a ser vista por los moderados y por el católico medio como fanáticos.

Finalmente, el contexto cultural e histórico también juega un rol crucial en este proceso. Como en otros países europeos de mayoría católica, estos activistas anti-género están guiados por la iglesia católica, pero la dañada imagen de la iglesia española (y particularmente de su jerarquía) por colaboración con la dictadura dificulta que la identidad del creyente católico juegue un papel suficientemente significativo en los procesos electorales, como muestra, entre otras cosas, el fracaso de los pocos partidos que son abiertamente católicos y fieles a la doctrina de la iglesia en el ataque a los derechos sexuales y reproductivos. Durante la transición de la dictadura a la democracia, la iglesia católica española evitó pedir el voto para un partido político concreto, intentando no agitar la motivación religiosa de los votantes (Collado, Seidel e Duato, 2007), y las encuestas sobre la opinión de la ciudadanía acerca de la separación iglesia-estado confirman que aquella convicción conforme a la cual la iglesia católica no debe tomar partido en las disputas políticas de los españoles es aún fuerte. Desde 2004, el activismo anti-género ha intentado precisamente cambiar esto formando partidos católicos, usando los medios de comunicación y otros recursos de la iglesia y animando a los obispos a unirse al movimiento. El español medio, sin embargo, consciente de la estrecha relación entre la jerarquía de la iglesia y la derecha ideológica, no ha activado el clivaje religioso, incluso a pesar de la habilidad de clérigos y laicos para movilizar una amplia base social. Este fallo lleva a dos consecuencias principales. La identidad católica parece mantenerse políticamente inactiva en relación al género36, por un lado, y, por otro lado, los actores anti-género aparecen como un grupo pequeño y aislado de doctrinarios ultra-conservadores.

En conclusión, la estrategia de la iglesia católica y sus aliados laicos, incluyendo asociaciones tradicionales, nuevos lobbies y partidos políticos, no han logrado el éxito. Las razones no se reducen a elecciones estratégicas fallidas sino que deben explicarse en relación al conjunto del ciclo de protesta, en particular, a la evolución de las relaciones entre los actores, sus posiciones cambiantes y el manejo de la confrontación de inspiración religiosa en una sociedad tolerante que prefiere valores seculares en la vida pública.

 

Referencias

Aguilar, S. (2010). El activismo político de la iglesia católica durante el Gobierno de Zapatero. Papers: Revista de Sociología, 95(4), p. 1129-1155. DOI: http://dx.doi.org/10.5565/rev/papers/ v95n4.174        [ Links ]

Aguilar, S. (2011). El movimiento antiabortista en la España del siglo XXI: el protagonismo de los grupos laicos cristianos y su alianza de facto con la iglesia católica. Revista de estudios políticos, 154, p. 11-39.         [ Links ]

Aguilar, S. (2013). La jerarquía católica española en perspectiva comparada. La confrontación política entre la iglesia y el Gobierno socialista a comienzos del siglo XXI. Revista Internacional de Sociología, 71(2), p. 309-334.         [ Links ]

Álvarez, L. C.; Buxó, M. J. & Rodríguez, S. (2003). La religiosidad popular: Antropología e historia. Barcelona: Anthropos Editorial.         [ Links ]

Ariza, G. (2014, 14 de Febrero de). Alex Rosal: No se justifica, en clave de evangelización, todo ese dinero invertido en 13tv. Infovaticana. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.infovaticana.com/2014/02/14/alex-rosal        [ Links ]

Ariza, G. (2015, 15 de Marzo de). Con la coalición Vox-Familia y Vida ya no caben dudas, es provida. Por Ruben Calvo. Infovaticana. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://infovaticana.com/blog/firma-invitada/con-la-coalicion-vox-partido-familia-y-vida-ya-no-cabendudas-es-pro-vida-por-rubencalvo        [ Links ]

Arroyo, M. (2005, 18 de Junio de). Una multitud pide que se retire el matrimonio homosexual. El Mundo. Accedido el 27 de Junio de 2017. www.elmundo.es/elmundo/2005/06/18/espana/1119111135.html        [ Links ]

Assiego, V. (2015). No todo se acaba con un sí quiero. El País Digital. Julio de 2015. Accedido el 27 de Junio de 2017, de http://blogs.elpais.com/metroscopia/2015/07/no-todo-se-acaba-con-un-siquiero.html        [ Links ]

Aymans, W. (2015). Eleven Cardinals talk about Marriage and Family. San Francisco: Ignatious Press.         [ Links ]

Behar, R. (1990). The struggle for the Church: Popular Anticlericalism and religiosity in post-Franco Spain. En Badone, E. (Ed.) Religious orthodoxy and popular faith in European society. Princeton. New Jersey: Princeton University Press.         [ Links ]

Bericat, E. (2015). Valores sociales, diversidad cultural y conflictos ideológicos. En: Torres Albero, C. (Coord.). España 2015. Situación Social. Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas.         [ Links ]

Bescansa, C.; & Jerez, A. (2013). II Encuesta sobre opiniones y actitudes de los españoles ante la dimensión cotidiana de la religiosidad y su gestión pública. Madrid: Observatorio del Pluralismo Religioso.         [ Links ]

Cano, J. A. (2014, 24 de Enero de). La Fiscalía abre diligencias por el libro Casate y se Sumisa. El Mundo. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.elmundo.es/andalucia/2014/01/24/52e2caf122601d41328b4575.html        [ Links ]

Católicos difieren con la doctrina de la iglesia en temas clave (2014, 9 de Febrero de) BBC Mundo. Accedido el 27 de Junio de 2017. https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/02/140209_encuesta_catolicos_yv        [ Links ]

Ceberio Belaza, M. (2009, 18 de Octubre de). El PP se suma por fin a la protesta". El Mundo. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://elpais.com/diario/2009/10/18/sociedad/1255816803_850215.html        [ Links ]

CEE. (2001). La familia, santuario de la vida y esperanza de la sociedad. Instrucción Pastoral, LXXVI Asamblea plenaria. Madrid: Conferencia Episcopal Española (CEE).         [ Links ]

CEE. (2005a, 5 de Mayo de). Acerca de la objeción de conciencia ante una ley radicalmente injusta que corrompe la institución del matrimonio. Madrid: Conferencia Episcopal Española (CEE).         [ Links ]

CEE. (2005b, 9 de Junio de). La familia sí importa. Madrid: Conferencia Episcopal Española (CEE).         [ Links ]

CEE. (2005c, 15 de Diciembre de). Grave preocupación por la LOE enmendada. Madrid: Conferencia Episcopal Española (CEE).         [ Links ]

CEE. (2007, 28 de Febrero de). La Ley Orgánica de Educación (LOE), los reales decretos que la desarrollan y los derechos fundamentales de padres y escuelas. Madrid: Conferencia Episcopal Española.         [ Links ]

CIS. (2004). Barómetro de Junio (Estudio 2568). Madrid: Centro de Investigaciones Sociologicas.         [ Links ]

CIS. (2015a). Opiniones y actitudes sobre la familia (II) (Estudio 3032). Madrid: Centro de Investigaciones Sociologicas.         [ Links ]

CIS. (2015b). Barómetro de Octubre 2015 (Estudio 3114). Madrid: Centro de Investigaciones Sociologicas.         [ Links ]

Collado Seidel, C.; & Duato, A. (2007). Ante una iglesia diezmada. Doctrina católica en un estado aconfesional y una sociedad secularizada. En Bernecker, W. L.; & Maihold, G. (eds.) España: del consenso a la polarización. Cambios en la democracia española. Madrid: Iberoamericana.         [ Links ]

Cornejo Valle, M. (2008). La construcción antropológica de la religión. Madrid: Ministerio de Cultura.         [ Links ]

Christian, W. A. (1996) Visionaries: The Spanish Republic and the Reign of Christ. Berkeley: Univ. of California Press.         [ Links ]

De Andres, J. (2013). Cuestaciones y quejas. Demandas y movilización social de la iglesia católica en España. En Morán, M.L. (Ed.) Actores y demandas en España. Análisis de un inicio de siglo convulso Madrid: Catarata.         [ Links ]

De la Cueva, J. (1998). Religious persecution, anticlerical tradition and revolution: On atrocities against the clergy during the Spanish Civil War. Journal of Contemporary History, 33(3), p. 355-369.         [ Links ]

Delgado, A. (2003) El Yunque: la ultraderecha en el poder. Barcelona: Grijalbo.         [ Links ]

Delgado, M. (1992). La ira sagrada: anticlericalismo, iconoclastia y antirritualismo en la España contemporánea. Barcelona: Humanidades.         [ Links ]

Delgado, M. (1993). Las palabras de otro hombre: anticlericalismo y misoginia. Barcelona: Muchnik, D.L.         [ Links ]

Delgado, M. (2001). Luces iconoclastas: Anticlericalismo, espacio y ritual en la España contemporánea. Barcelona: Ariel.         [ Links ]

FEF. (s/f). "Quienes Somos". Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.forofamilia.org/nosotros/quienes-somos/el-foro/        [ Links ]

Haines, H. H. (1984). Black radicalization and the funding of civil rights: 1957-1970. Knoxville: University of Tennessee Press.         [ Links ]

Haines, H. H. (2013). Radical Flank Effects. En: McAdam, D. (Ed.) The Wiley-Blackwell Encyclopedia of Social and Political Movements. Malden: Blackwell.         [ Links ]

Hannan, D. (2009, 11 de Marzo de). Costa Brits! Get out and vote! Daily Telegraph. Accedido el 27 de Junio de 2017, de http://blogs.telegraph.co.uk/news/danielhannan/9154143/Costa_Brits_Get_out_and_vote        [ Links ]

Limón, P. (2013). Del 'no a la guerra' a los 'indignados': los debates sobre el espacio público en las movilizaciones en la calle. En Morán, M.L. (Ed.) Actores y demandas en España. Análisis de un inicio de siglo convulso. Madrid: Catarata.         [ Links ]

Lobo, J. L. (2014, 7 de Febrero de). El exportavoz de HazteOir: Lo de El Yunque le estallará a la iglesia igual que la pederastia. El Confidencial. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.elconfidencial.com/espana/2012-02-07/el-exportavoz-de-hazte-oir-lo-de-el-yunque-le-estallaraa-la-iglesia-igual-que-la-pederastia_238074        [ Links ]

Lobo, J.L. (2012, 31 de Enero de). Padres católicos denuncian a El Yunque, una secta secreta integrista que capta a adolescents. El Confidencial. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.elconfidencial.com/espana/2012-01-31/padres-catolicos-denuncian-a-el-yunque-una-sectasecreta-integrista-que-capta-a-adolescentes_238203        [ Links ]

López Luengos, F. (2010). Análisis del asociacionismo de los laicos cristianos españoles y la intromisión del Yunque. Toledo: CEE.         [ Links ]

Maddox, R. (1995). Revolutionary anticlericalism and hegemonic processes in an Andalusian town, August 1936. American ethnologist, 1995, p. 125-143. DOI: https://doi.org/10.1525/ae.1995.22.1.02a00060        [ Links ]

Miriano, C. (2013). Cásate y sé sumisa: experiencia radical para mujeres sin miedo. Granada: Nuevo Inicio.         [ Links ]

Montero, J. R.; Calvo, K. & Martínez, A. (2008). El voto religioso en España y Portugal. Revista Internacional de Sociología, 66 (51), p. 19-54.         [ Links ]

Moran, G. M. (1995). Spanish System of Church and State. Brigham Young University Law Review (535), 2, p. 535-553.         [ Links ]

Ochando, L. (2016, 16 de Junio de). La fiscalía abre diligencias contra Cañizares por un delito de odio contra los gays y las mujeres. Valencia Plaza. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://valenciaplaza.com/la-fiscalia-abre-diligencias-contra-canizares-por-undelito-de-odio-contra-losgays-y-las-mujeres        [ Links ]

Ortega, L. (2016). Así es el párroco que 'casó' a una pareja gay. El Español Edición Castellón. 29 de Agosto de 2016. Accedido el 20 jun. 2017, http://www.elespanol.com/ espana/20160828/151235324_0.html        [ Links ]

Paradinas, M. (2014, 12 de Octubre de). Las luchas de la iglesia para crear un partido a la derecha del PP, al descubierto. El Plural. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.elplural.com/2014/10/12/las-luchas-de-la-iglesia-para-crear-un-partido-a-la-derecha-del-pp-al-descubierto        [ Links ]

Paternotte, D. (2015). Blessing the Crowds. Catholic Mobilizations against Gender in Europe. En: Hark, S.; y Villa, P.I. (eds.). Anti-Genderismus. Sexualität und Geschlecht als Schauplätze aktueller politischer Auseinandersetzungen. Bielefeld: Transcript Verlag.         [ Links ]

Payne, S. G. (1984). Spanish Catholicism: A Historical Overview. Madison: University of Wisconsin Press.         [ Links ]

Perez de Pablos, S. (2005, 13 de Noviembre de). Cientos de miles de personas marchan contra la reforma educativa en Madrid. El Pais. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://elpais.com/ diario/2005/11/13/espana/1131836401_850215.html        [ Links ]

Pew Research Center. (2011). Global Christianity. A Report on the Size and Distribution of the World's Christian Population. Washington: Pew Research Center's Forum on Religion & Public Life.         [ Links ]

Pickel, G. (2013). Religion monitor: Understanding common ground-An international comparison of religious belief. Gütersloh: Berteslmann Stiftung.         [ Links ]

Pichardo, J. I. (2009). Entender la diversidad familiar: relaciones homosexuales y nuevos modelos de familia. Barcelona: Bellaterra.         [ Links ]

Pichardo, J. I. (2011). We are family (or not): Social and legal recognition of same-sex relationships and lesbian and gay families in Spain. Sexualities 14(5), p. 544-561. DOI: https://doi.org/10.1177%2F1363460711415217        [ Links ]

Pichardo, J. I.; & Cornejo, M. (2015). Une décennie de croisade anti-genre en Espagne (2004-2014). Revue Sextant, 30, p. 177-195.         [ Links ]

Rodríguez-Zapatero, J. L. (2004). Discurso de investidura del candidato a la presidencia del gobierno. Madrid: PSOE, Oficina de Prensa Federal.         [ Links ]

Stéfano, M. y Pichardo, J. I. (2017). "La extraña pareja: religión y lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en España" in Parisi, R. (Ed.) Coreografie familiari fra omosessualità e genitorialità. Pratiche e narrazioni delle nuove forme del vivere assieme. Roma: Aracne.         [ Links ]

Vaquero Oroquieta, F. J. (s/f). Entrevista a Rafael Lopez-Dieguez: la conquista de un espacio. Arbil 97. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://www.arbil.org/97vaqu.htm        [ Links ]

Vidal, J. M. (2014). Rouco. La Biografía no autorizada. Barcelona: Ediciones B.         [ Links ]

VotaValores. (s/f). Guía del voto. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://votavalores.org/guiadevoto        [ Links ]

Vox y PFyV irán en coalición en algunas de las municipales. (2015, 16 de Marzo de). La Gaceta. Accedido el 27 de Junio de 2017. http://gaceta.es/noticias/vox-pfyv-irancoalicion-listas-municipales-16032015-1952        [ Links ]

 

 

Recebido em: 01/05/2018
Aprovado em: 01/10/2018

 

 

1 En 2004, un 66.2% de los españoles estaban de acuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo y un 26.5% en desacuerdo (Centro de Investigaciones Sociológicas CIS, 2004). Once años después, en 2015, el porcentaje de españoles que se mostraban de acuerdo había ascendido (aunque ligeramente) al 63.6% y el de los que estaban en desacuerdo había descendido al 22.3% (CIS, 2015b), a pesar de las constantes movilizaciones conservadoras.
2 De acuerdo con el informe de 2011 del Pew Research Center, España es el cuarto país europeo con mayor población católica después de Italia, Francia y Polonia.
3 De acuerdo con la Encuesta Europea de Valores (EVS), en una escala del uno al diez, la media de aceptación del divorcio en 2008 estaba en 6.9, en contraste con las medias de otros países con mayorías católicas como Italia (4.7 de la misma escala), Irlanda (5.3), Polonia (4.5) y Francia (6.6). La tendencia es regular también en otros temas, excepción hecha del aborto, asunto en el que Francia es el país más tolerante (con una media de aceptación del 6.0), seguido de España (4.9). Más detalles en Bericat (2015), Collado, Seidel y Duato (2007).
4 "Católicos difieren" BBC Mundo.
5 De acuerdo con la Encuesta Europea de Valores (EVS), en una escala del uno al diez, la media de aceptación del divorcio en 2008 estaba en 6.9, en contraste con las medias de otros países con mayorías católicas como Italia (4.7 de la misma escala), Irlanda (5.3), Polonia (4.5) y Francia (6.6). La tendencia es regular también en otros temas, excepción hecha del aborto, asunto en el que Francia es el país más tolerante (con una media de aceptación del 6.0), seguido de España (4.9). Más detalles en Bericat (2015), Collado, Seidel y Duato (2007).
6 Desde 1992 el Estado español ha reconocido similares derechos a la Federación de Comunidades Israelitas de España, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas y a la Comisión Islámica Española. No obstante, estos acuerdos difieren del católico en la medida en que éste último tiene estatuto de tratado internacional firmado con un estado extranjero, mientras que el resto se basan en leyes nacionales ordinarias.
7 "La iglesia califica" ABC.
8 "Monseñor Amigo" ABC Sevilla.
9 Las leyes que constituyeron esta reforma fueron (1) la Ley 13/2005, que corrige el Código Civil para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo; (2) la Ley de Educación 2/2006, que incluye la educación sexual en la escuela pública, así como la igualdad de género, la diversidad familiar y la lucha contra la homofobia; (3) la Ley de Salud Sexual y Reproductiva 2/2010, con una nueva regulación de la interrupción voluntaria del embarazo; (4) la Ley para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza 8/2013, que reconoce la enseñanza de la Religión católica en condiciones equiparables a las demás asignaturas; (5) la Propuesta de Ley (20/12/2013) para la protección de la vida del no nacido y los derechos de la mujer embarazada, que deja la decisión de interrumpir el embarazo en las manos del profesional médico y reduce la capacidad de decisión de las mujeres. Esta propuesta de ley será rechazada en 2015.
10 Un punto de vista diferente sobre el clivaje religioso en España puede encontrarse en Montero, Calve y Martínez (2008).
11 El Cardenal Rouco participó como autor en el libro Eleven Cardinals talk about Marriage and Family (Aymans 2015), que es la expresión de teólogos y obispos ultra-conservadores publicada para influir sobre en las reflexiones sinodales sobre la familia. Para más información sobre Antonio Maria Rouco Varela, ver Vidal (2014).
12 Durante la primera presidencia de Mons. Blázquez se publicaron documentos como Acerca de la objeción de conciencia ante una ley radicalmente injusta que corrompe la institución del matrimonio (CEE 2005a); La familia sí importa (CEE 2005b); Grave preocupación por la LOE enmendada (CEE 2005c); La Ley Orgánica de Educación (LOE), los reales decretos que la desarrollan y los derechos fundamentales de padres y escuelas (CEE 2007).
13 "Lluvia de querellas..." La Sexta.
14 Cano "La Fiscalía abre diligencias por el libro Casate y se Sumisa."
15 Ochando "La fiscalía abre diligencias contra Cañizares por un delito de odio contra los gays y las mujeres"
16 "La marcha contra las bodas..." El País.
17 Arroyo "Una multitud pide que se retire el matrimonio homosexual".
18 Perez de Pablos "Cientos de miles de personas marchan contra la reforma educativa en Madrid"
19 "Quienes se manifiestan". El Mundo.
20 250.000 asistentes de acuerdo a la policía, 1.2 millones de acuerdo al gobierno regional (del PP) y dos millones de acuerdo a los organizadores (Ceberio Belaza "El PP se suma").
21 Disponible online en https://www.forofamilia.org/
22 "HazteOir se da de baja", El Mundo; Paradinas "Las luchas de la iglesia para crear un partido a la derecha del PP, al descubierto".
23 Rajoy was the PP's candidate for a new term as Prime Minister.
24 Las autoridades electorales prohibieron la campaña por petición expresa del PP ("La junta electoral" La Gaceta.
25 Alex Rosal entrevistado por Infovaticana (Ariza "Alex Rosal").
26 López Luengos (2010), Lobo ("Padres católicos denuncian a El Yunque, una secta secreta integrista que capta a adolescents"), Lobo ("El exportavoz de HazteOir: Lo de El Yunque le estallará a la iglesia igual que la pederastia")
27 "El arzobispado rechaza" ABC Toledo
28 Entre los miembros de esta junta directivase incluye a figuras internacionales como Luca Volontè y Brian Brown. Ignacio Arsuaga y Álvaro Zulueta también son conocidos en el movimiento pro-vida internacional.
29 "Tras el #YoRompoConRajoy" HazteOir Noticias
30 Algunos miembros del PP y de los partidos demócrata-cristianos nacionalistas del País Vasco (PNV) y Cataluña (CIU).
31 De acuerdo con los datos del Ministerio de Interior (disponibles en http://interior.gob.es), Vox obtuvo el 1.56% de los votos en las elecciones europeas de 2014.
32 Vaquero Oroquieta "Entrevista a Rafael Lopez-Dieguez: la conquista de un espacio"
33 Tanto el primer presidente del partido (Alejo Vidal-Quadras) como otros miembros fundadores (Jose Antonio Ortega- Lara o el actual presidente, Santiago Abascal) fueron figuras prominentes en el PP antes de 2013.
34 Vota Valores "Guía del Voto"
35 Ariza "Con la coalición"; "Firme acuerdo" Religión en Libertad "Vox y PFyV..." La Gaceta
36 Para un punto de vista diferente sobre el clivaje religioso en España ver Montero e cols. (2008).

Creative Commons License